sábado, 29 de noviembre de 2008

Día 82. Fulanita aprobó a la...

Fulanita aprobó las oposiciones de magisterio a la cuarta…

Menganito se sacó las tuyas en un añito…

Fulanita estuvo 5 años preparándolas, era un crack, al 5º suspendió y la dejó…

Fulanita se leyó un par de temas en justicia se presentó y aprobó…

Menganito estuvo 3 meses estudiando y se las sacó…


Mi amiga fulanita lleva 7 años con las oposiciones y no decae…

¿Qué me decís de cuando escucháis las leyendas urbanas del opositor?, algunas son un consuelo desde luego y otras te acojonan, un thriller es una cagadita de pájaro al lado de la vida de un opositor y su tensión.




O los consejos por un lado “vas a perder 3 o 4 años de tu vida o incluso 5, ¿te merece la pena?” o por otro lado “no lo dejes nunca, que antes o después se sacan…” Me guio por el segundo, creo que es el más adecuado, total que son 3 o 4 años en la vida de una persona, casi nada… a no ser que te mueras en un accidente o algo y ahí la hemos fastidiado, ahí si habrías perdido en tiempo, pero el destino sería muy cabrón por su parte si hiciese eso, ¿no? Sé que es un pensamiento, como llamarlo, temerario, depresivo, dramático¿?¿?¿? pero a veces se me pasa por la cabeza, ¿qué le hago yo? Es lo que hay. No obstante seguiré adelante.

Frase motivadora de hoy

Cada fracaso supone un capítulo más en la historia de nuestra vida y una lección que nos ayuda a crecer. No te dejes desanimar por los fracasos. Aprende de ellos, y sigue adelante.


Pd: La chica del retrato anterior, soy yo y la foto es hecha por mí.

9 comentarios:

ZOLDAR dijo...

Yo también tengo mi historia de oposiciones: resulta que nos preparamos dos amigas y yo. Los tres llevábamos los mismos temas, la misma programación y todo igual, pero como fuimos en 3 tribunales diferentes: mi amiga sacó un 6, yo saqué un 7 y la otra un 8'9, así que ella se llevó la plaza y nosotros aún estamos esperando a que la lista de interinos avance.

Con eso quiero decirte que no sólo es estudiar, es tener mucha suerte. Además, mira a mi amiga, que fue llegar y besar el santo, porque ya tiene curro de por vida.

Ánimo y ya verás como te va bien.

barrenado dijo...

1.- ¿Cómo se hacen fotos sin manos?
2.- je je je je
3.- En serio: Me arrepiento de haber abandonado las que intenté, nunca es tarde, pero parece tarde. Insisto, insiste que merece la pena.
Yo he llegado a la conclusión de que todo el mundo hace y lo tiene todo mejor que yo, porque los que están peor están callados y no se nota.
También conozco algunos casos de lo que enumeras, 8 0 10, pero conozco 100 que no fue tan fácil.
Ánimo y un abrazo.

Sil dijo...

Jodidas oposiciones!! pero lo mismo pasa con los exámenes de la universidad y hasta del cole!!

Conclusión: nunca te fíes de lo que te dicen los de cursos superiores, las que dicen que son más fáciles, te cuestan 5 cinco convocatorias y las difíciles según ellos, las sacas apenas sin estudiar (eso es difícil en la uni!).

Besosss (te conozco x el blog de marwan ;)

Funcionario's blog dijo...

Bueno, sumo mi humilde experiencia a la de Zoldar, y comento:

a) Lo primero que se necesita para ir a unas oposiciones es creer que se puede sacar la plaza. Eso es como la luz del sol a nuestro planeta, un elemento esencial sin el cual todo acaba yermo y muerto.

Como ejemplo, diré que las primeras oposiciones que preparé las hice con el objetivo de quedar interino, ya que mis compañeros de estudios siempre buscaban ese objetivo y su mantra ea algo así como "No nos las vamos a sacar en la puta vida".

Ni que decir tiene que dejé a esos compañeros de lado en cuanto pude.

b) Una vez que se tiene lo primero, lo segundo es tener claro cuál es el objetivo, que no deja de ser siempre el mismo: sacar 10 en todos los exámenes (si es oposición, porque si también se mezcla el concurso la cosa se pone chunga).

Sólo esa nota te garantiza que sacarás plaza, aunque la estadística también dice que con una media de 8,3 el 75% de los opositores sacan plaza.

c) Y luego trabajar lo que sea necesario, claro está. En algunas oposiciones aprueban todos los exámenes 4 y hay 5 plazas, y en otras son 1000 para 10. Todo va en función del puesto a que se opte.

d) Y, sobre la suerte, si bien es necesaria, mi experiencia es que siempre se alía con el que va más preparado (cosa que no quita, dentro de la discrecionalidad técnica de los tribunales, la distinta nota, pero es caso perdido, porque una amiga fue al contencioso por algo similar y creo que lo perdió).

Por cierto, Zoldar, a ver si puedes colgar los 3 exámenes, porque a veces unas personas se dedican a contestar lo que se les pide y otras contextualizan y completan, y eso es lo que hace que uno se saque plaza o no, ese genio creativo a tu servicio mientras estás escribiendo el examen.

He dicho.

Vic dijo...

Yo a la quinta. La primera a ver de qué iba, la segunda me las preparé sola, la tercera cambié de especialidad, la cuarta volví a ir a port todas y la quinta fui a una academia y fuí la alumna más pesada del mundo porque siempre preguntaba cosas...
Mi problema era claro: el miedo escénico.
Lo superé gracias a la academia.
Me costó mucho pero la suerte también se me puso de cara...y me lo creí.
Recuerdo que esperaba para entrar en la encerrona y me decía a mí misma que nunca más vovlería a estar en aquella situación porque me las iba a sacar.
ES como el carnet de conducir: para toda la vida.

Opositora dijo...

VIC, estoy de acuerdo que es como el carné de conducir, tanto antes como después, todo es ponerse.

Lillu dijo...

Yo no sé si será este año o el que viene, pero creo firmemente que "el que la sigue, la consigue". No he dejado de trabajar en estos tres años que llevo estudiando, por lo que se hace mucho más difícil preparar unas opos bien, aunque sean de auxiliar. Pero tengo muy claro que a fuerza de intentarlo acabará saliendo. Perder un par de años no es nada... se pierden con un mal novio y luego se recuperan XDD

saluditos!

Laura dijo...

Y esa foto del retrato me encantaaaaa.

La gente me da asco Ceci. Sobre todo los que hablan sin saber. Sobre todo los que son malos y te desaniman a posta.

El domingo día 16 nos presentamos a un examen mi madre y yo. Había que tener 45 respuestas netas bien para aprobar. Son 5 plazas y éramos ni se sabe. Mi madre contestó un porrón, no recuerdo bien pero en torno a las 60 y yo 48. Como las erronas descuentan sólo me podía permitir el lujo de tener 1 mal, incluso 2 dependiendo de lo que restasen.
Mi madre estaba angustiada por mi nota. Decía que ojalá tuviese ella todas las que teníamos distintas mal y las tuviese yo bien.
Salió la plantilla. Ella se quedó con 46 y yo con 42.66 (tuve 4 mal). Mi padre se rió de mí, que si no me daba vergüenza que aprobase mi madre y yo no. Algunas amigas 3/4 de lo mismo.
Sólo tuve el apoyo de mi madre y de mi novio. Decían que preparase el 2º que siempre bajaban la nota de corte.
El resto de la gente me decía que me olvidase que para 5 plazas no bajarían el corte.
En los foros todo el mundo me desanimaba y casualmente todos tenían unas notazas de escándalo.

Salió la lista de aprobados y sabes qué? Estoy. JÁ!

Lo malo es que perdí 2 semanas a lo tonto haciendo caso de esa gente. Y que ahora se me ha juntado con otra oposición y con el exámen del CAP.

Así que no podemos hacer caso mi niña, y mucho menos en esos días bajoneros que todo opositor tiene que sólo te apetece chocolate, llorar y tirar la toalla.

Un beso Ceci.

Pablo dijo...

Hola; navegando, leí el título de tu espacio en google, justamente cuando acabo de aprobar las opos de profesor de secundaria (a la segunda).

He estado leyendo y lo cierto que las oposiciones es todo una etapa vital en todos los sentidos, aunque creo que hay que tener una vida paralela para que no te aliene totalmente. En fin, qué te voy a contar.

En fin, te doy ánimos y, con el carácter que tuve ante las veces que me presenté, "hasta la victoria siempre".

Un saludo. Pablo.

 
Contatori per sitocontadores web